viernes, 2 de octubre de 2009

J.G. Ballard, El mundo sumergido y La sequía


Ballard, escritor británico recientemente fallecido, es una de las voces más personales de la literatura de ficción del siglo XX. Escritor visionario, se anticipó ya en los años 60 a las perspectivas de destrucción, debidas al cambio climático, que hoy nos están anunciando los científicos. Aunque, en cierto modo, también parece que la realidad esté empeñada en darles ya la razón, en forma de deshielo, tsunamis, incendios, etc.
Hoy realizaremos una breve reseña de dos
de sus novelas más características: El mundo sumergido (1961) y La sequía (1965). Ambas son, en parte, el reverso de la misma moneda.

En El mundo sumergido prácticamente toda la Tierra ha quedado inundada. Es un mundo de pantanos, ciudades desoladas, donde sólo la parte alta de los rascacielos existe, agua salobre, insectos, enfermedades y desesperación. Los escasos supervivientes deben intentar resistir el tiempo que les quede con los restos de la antigua civilización, mientras sus mentes también se van licuando y parecen retroceder a un mundo ancestral, de antes de que el ser humano fuese tal: anfibios, reptiles, en suma, un retroceso en la evolución de la especie...

En La sequía ocurre lo contrario: el mundo se ha convertido en un horrible desierto sin una gota de agua, es una tierra devastada, y los escasos supervivientes parecen también moralmente destruidos. La locura y la violencia se han apoderado de la especie humana y la visión de los lechos de los ríos secos y el mar es apocalíptica...
La lectura de estas dos novelas es muy recomendable. El mundo alucinado de Ballard merece la pena ser conocido en la ficción, antes de que se convierta en una mera descripción de la realidad que nos espera.

Por: Antal.

2 comentarios:

Angus dijo...

Muy recomendable La sequía. Estoy contigo.

Demente dijo...

Gracias por tu comentario y perdona el retraso. ¿ Has leído La carretera de Cormac Mc Carthy ? Próximamente voy a hacer una breve reseña...